El activista yemení Osamah aún no ha visto reconciliación

Osamah Al Fakih es un defensor encontrado en Yemen, este ha estado en programas de Human Rights Watch y Amnistía Internacional, actualmente figura como líder de su propia organización, de la cual vino a discutir en Colombia, la solución principal al conflicto de Yemen parecía algo difícil de concretar, si se toma en cuenta el acuerdo tomado entre las partes tras las disputas y la falta de infraestructura en el para que así el país pueda reponerse. Osamah no recuerda con certeza haber presenciado hechos de paz en Yemen, en ocasiones su país se ha comportado menos inestable, pero al menos durante los últimos 30 años nunca había sido sometida a tales tensiones.

Al inicio, cuando solamente era un niño, la Guerra Fría y todos los conflictos internos provocaron la división a esta nación en dos: la República Popular Democrática y la República de Yemen, luego de un acuerdo llevado a cabo en el año 1990 se logró la unidad, teniendo como líder a Abu Bakr el-Attas, quien era un líder del lado sur y quien parecía llevar a la perfección las riendas de esta nueva república, así vivieron hasta la época de la guerra civil llevada a cabo en 1994 donde se puso al mando a Ali Abdullah Saleh quien era jefe del lado norte, mientras que Al Fakih se convertía en un joven líder de derechos humanos, nuevos enfrentamientos más agudos habían continuado entre ambos bandos.

Posterior al ataque atroz llevado a cabo el 11 de septiembre del 2001, el gobierno decidió aliarse con el gobierno de Estados Unidos para así enfrentar a Al Qaeda, esta es una acción que costó actividades represalias, pues Yemen se convirtió en la sede principal del grupo terrorista ubicado en la península arábiga. Desde ese momento se ha vivido un vaivén de ataques e intervenciones del ejército norteamericano fueron llevadas a cabo, además de ello diversos desplazamientos en el lado del sur en el Gobierno central, estos abrieron la puertas a protestas durante el año 2011, lo cual condujo a cientos de muertes de manifestantes y luego la división de Saleh.

El 21 de septiembre del año 2014, los rebeldes conquistaron a la capital llamada Saná, luego derrocaron al gobierno y finalmente tomaron al Parlamento, durante el año siguiente en los meses de marzo la Liga Árabe y Washington enviaron más tropas para así contrarrestar dichas acciones. Al Fakih que era un abogado consolidadas que llevaba registro de todas las violaciones en su país para Human Rights Watch y Amnistía Internacional, recuerda con mucha claridad el 26 de marzo del 2015: “escuché muchos estallidos, aviones volando la zona y no tenía idea de lo que sucedía, entonces encendí el televisor y luego vi el anuncio de la campaña militar vista desde Washington”.

Desde entonces hasta ahora no han cesado los enfrentamientos, parece que la reconciliación es un tema que difícil que se materialice, sin embargo, Osamah pide ayuda internacional de diferentes ONG que puedan servir de mediadores y así las muertes terminen en una simple negociación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *