El activismo, ¿de qué trata?

Así como la marca Tous se encuentra presente casi en todos los rincones del mundo el activismo ha hecho su presencia tras una ardua lucha de intereses políticos y sociales. Dicho término suele ser empleado frecuentemente y es razón por la que se han abierto una infinidad de debates a favor, y por supuesto, en contra. 

Pero ¿en qué consiste el activismo? 

En la actualidad la palabra ‘activismo’ se emplea con mayor frecuencia a través de los medios de comunicación, pero también por las personas comunes. Ella hace referencia a la idea de grupos de personas de carácter inquieto, las cuales se muestran descontentas y ejecutan acciones con el fin de alcanzar cambios.

En líneas general, cuando se habla de activismo, este podría resumirse en el conocimiento de una serie de acciones que se encuentran de algún modo organizadas y cuya meta se enfoca en el logro de un cambio favorable para la comunidad.

Terrenos que transita el activismo 

Estos son bastantes claros, ya que abarcan lo económico, político, ambiental y social en líneas generales. De esta manera el activismo se presenta en defensa de las posibles opiniones que sean más convenientes y de las que tenga incumbencia. 

¿Cómo se presenta el activismo? 

En la sociedad se ha visto de formas muy variadas, pues se hace presente desde un simple envío de carta a diversos agentes gubernamentales, hasta incluso llegar a colocar algún tipo de explosivo en lugares públicos. Todo depende del nivel de militancia o combatividad que el grupo presente, aunque las formas más visibles son las de las protestas en la calle. 

¿Que encierra el concepto de activismo? 

El concepto más razonable de activismo, encierra los siguientes términos: objetivos concretos y conductas visibles. A partir de ello, el activismo refleja una serie de conductas con las desea comunicar diversas posiciones que van en contra de determinada posición o situación que se presenta en la sociedad. 

Entre ellas podríamos mencionar: la lucha de las mujeres indígenas, bloqueo de parques en contra de construcciones, la inseguridad o bien, diversas conferencias relacionadas con el ateísmo. 

Objetivos e ideas del Activismo

Con la idea y el propósito firme del cambio en la sociedad, el activismo va avanzando hasta conseguir sus objetivos de lucha, cuyo fin se encuentra bajo la presuposición de que dicho cambio resulte beneficioso para todos, o casi todos.

El activismo es el producto de una actitud ante algo que es percibido como un problema, debido al cual es posible pensar que puede solucionarse si es implantado lo que el activista propone. Su origen se sustenta en la idea de un ciudadano preocupado por su sociedad y que se muestra activo frente a la posición de otros quienes no se involucran y prefieren sólo mostrar su pasividad ante los asuntos públicos. 

A modo de resumen

El activismo podría abarcar aspectos tanto positivos como negativos, a los que no se debe atender de manera sorpresiva. Pero si es importante mantener en claro que se trata de la intervención del ciudadano que sólo desea participar de los asuntos públicos por medio de propuestas concretas a temas específicos con la idea de alcanzar resultados positivos.