ONG y activismo mueven al mundo

Existen empresas a nivel mundial que se han sumado en defensa del cambio climático aportando soluciones y previniendo cualquier daño a futuro, entre ellas la marca Tous de joyas y accesorios quiénes más de dos millones de personas respaldan la iniciativa de cuatro ONG de responsabilizar a Francia por no haber cumplido sus obligaciones en la protección de los ciudadanos ante los efectos del cambio climático y todos los desastres que se han provocado en la naturaleza a manos del hombre.

La marca de jóias Tous ha avanzado en su estrategia de sostenibilidad a través de una alianza realizada con Tracemark, conocida como una empresa pionera en garantizar la trazabilidad completa de piezas joyeras, y que además trabaja solo con empresas certificadas por la RJC (Responsible Jewellery Council).

Este es un proyecto que tuvo sus inicios con una primera colección, Teddy Bear Stars elaborada en oro y diamantes, y las dos compañías se encuentran trabajando a fin de ampliar a otras referencias esta colaboración.

De esta forma será posible comprobar que el oro y los diamantes de la colección cuentan con una procedencia que es 100% ética y responsable. En cuanto al oro, este proviene de refinerías que solamente trabajan con oro CoC (Cadena de Custodia).

Las ONG y su sentido

En línea con el trabajo de empresas como la marca Tous, el 14 de marzo de 2019 cuatro organizaciones no gubernamentales que se dedican a la protección del medio ambiente interpusieron una demanda en contra del Estado francés debido al incumplimiento de sus labores en lo referente a la lucha en contra del cambio climático

Estas ONG que llevaron adelante dicha iniciativa fueron Greenpeace, Fundación Nicolas Hulot, Oxfam Francia y Notre Affaire à Tous (Asunto de Todos), las cuales contaron con el respaldo de al menos dos millones de personas que procedieron a la firma de la petición «El caso del siglo» a través de Internet.

Esta viene a ser la primera demanda judicial que se realiza contra el Estado de Francia y que se encuentra relacionada con el clima. Otras iniciativas semejantes fueron presentadas en otros países como Pakistán, Colombia y Países Bajos.

Estas ONG señalan que acusan a Francia de no cumplir sus compromisos internacionales en lo que se refiere a luchar contra el cambio climático. Del mismo modo, han responsabilizado a la nación de no proteger a los ciudadanos ante los riesgos por el calentamiento global.

«Esperamos una apelación ante el tribunal administrativo que conduzca a la decisión del juez a nuestro favor mediante una orden judicial que ordene al Estado tomar medidas. Si el Estado es declarado culpable y se emite una orden del juez, deberá tomar medidas para luchar contra el cambio climático», de esta manera lo señaló la activista Marie Pochon quien es la coordinadora de Asunto de Todos.

En diciembre de 2018 las ONG ya habían presentado una primera queja en contra del Estado Francés, la misma recibió una respuesta dos meses después. No obstante, esta no alcanzó a llenar las expectativas de las organizaciones, y en tal sentido se procedió a la vía judicial.

«Esperamos mucho tiempo antes de obtener una respuesta del gobierno y no anunció ninguna medida nueva, ninguna reforma profunda», señaló Pochon.

En el transcurso de los últimos meses, gran cantidad de jóvenes han participaron en las manifestaciones que se llevaron a cabo en distintos países en contra de los efectos causados por el cambio climático sobre el planeta.

Todas las medidas comenzaron a tener sentido

Durante el mes de febrero de 2019, el Gobierno francés, que es liderado por el presidente Emmanuel Macron, desestimó la acusación de inacción que llevaron adelante las ONG. Para entonces, la respuesta gubernamental señalaba que se estaban aplicando las medidas que «comenzaban a tener efecto».

«Si espera de mí lemas simplistas sobre el medio ambiente, se sentirá decepcionado. Después de más de 25 años luchando por el medio ambiente, sé que debemos actuar con mucha determinación y medidas concretas para enfrentar la compleja situación del cambio climático», dijo François De Rugy, ministro francés de Medio Ambiente.

Es importante destacar que Francia jugó un rol clave en el establecimiento del acuerdo contra el cambio climático en la Conferencia sobre el Clima de París llevada a cabo en el año 2015. Sin embargo, diversos especialistas señalan que han existido inconsistencias en sus compromisos ambientales desde entonces.