Qué es el activismo político

Puede verse como una manera de cambiar las cosas. En líneas generales, cuando no se está de acuerdo con algo o se tiene la creencia de que desde el Gobierno o las instituciones no se están tomando en consideración las propuestas que se hacen o nuestros derechos, es el momento de conformarnos como parte del asunto y trabajar para lograr una sociedad más justa.

Desigualdad y activismo político

Existen diversos tipos de desigualdad, y entre ellos, podemos mencionar la económica, en donde se puede observar la relación que conserva con la existencia de paraísos fiscales, y la manera cómo afecta a la sociedad dicha disparidad en las riquezas, y más allá de eso, lo que se hace para lograr solventar tal situación.

Población pobre y rica

Es notable que no todos somos iguales. En la actualidad el 1% más rico de la población mundial cuenta con el 99% de la riqueza. Suena como algo bastante curioso. Debido a la existencia de paraísos fiscales, una minoría cuenta con más privilegios, por lo que puede continuar concentrando su riqueza, mientras que la gran mayoría de la población sigue viendo como son vulnerados sus derechos.

Medidas deficientes

Aún así, ningún gobierno en España ha hecho lo suficiente para que las grandes empresas y fortunas paguen lo que les corresponde, para que en lugar de que exista un modelo económico que beneficia al 1% de la población mundial intentemos frenar la desigualdad extrema.

¿Cuales son las consecuencias de todo esto?

Esta minoría no paga los impuestos, y en consecuencia hay menos recursos básicos entre ellos sanidad, educación y protección social para la mayoría de las personas. De este modo, podemos encontrarnos con una serie de personas que han podido beneficiarse del modelo de economía mundial y de esta manera han concentrado toda la riqueza.

La mejor manera de combatir la desigualdad

Inicialmente es importante comprender que es posible combatir la desigualdad, entre otras maneras, por medio de la reforma constitucional. Un ejemplo de ello es la campaña conjunta de Amnistía Internacional, Greenpeace y Oxfam Intermón, la misma se ha venido encargando de trabajar con la finalidad de modificar el artículo 53 de la Constitución española. Es importante que la conozcamos; se le ha denominado: «Blinda tus derechos. Cambia el artículo 53»

En dicha campaña, han participado más de 66.000 personas en apoyo a la exigencia a los partidos políticos para que incluyan un cambio constitucional en sus programas electorales. La propuesta se sustenta en tratar de blindar los derechos sociales, modificando 24 artículos de la Constitución española.

Ante ello, la reacción de los grupos políticos

Actualmente, y gracias al trabajo de innumerables personas, la mayoría de los partidos políticos han decidido incluir una reforma constitucional en sus programas a fin de proteger diversos derechos, en donde son contemplados la renta mínima o el derecho a una vivienda digna. Incluso han llegado a aplicar de forma íntegra la propuesta que se les ha elaborado lo que indica un gran avance.